,

10 causas por las que no cuentas con un equipo de ventas

Hay veces que, por falta de formación del equipo, no obtienes los resultados esperados en tu restaurante. Esto es causado por no tener al equipo orientado a las ventas, aunque pienses que sí. A continuación, te mostramos 10 causas por las que NO cuentas con un equipo de ventas que funcione a la perfección.

1. No has entrenado a tu equipo

Justo antes de comenzar en su empleo, cada trabajador debería contar con un período de entrenamiento con el resto del equipo para que se sienta integrado y sepa cuáles son los objetivos de ventas. Además, debe conocer las habilidades que tiene este equipo: persuadir, influir y convencer.

2. Las ventas no están orientadas a todos los puestos

Las ventas deben formar parte de todo el organigrama de funciones de los trabajadores, y no estar solamente circunscrita a unos puestos específicos. Así, lo único que se consigue es reducir las posibilidades de aumentar las ventas.

3. La relación con el comprador ha cambiado

Esto es una cosa que debe comunicarse a todo el equipo inmediatamente, o actuará como habitualmente lo hace en cuanto a atención al cliente. A día de hoy, el cliente cuenta con muchísima información de la empresa gracias a internet, por lo que el trato hacia éste por parte de tus trabajadores debe cambiar.

4. La plantilla no tiene las cualidades necesarias

A la hora de vender un producto, son necesarias dos cualidades en la formación del trabajador: la perseverancia y la empatía con el cliente. Esta última es incluso más importante que la primera.

5. No entrenas a tu equipo en la atención al cliente

La relación del cliente con el equipo se basa en tres conceptos claves que no pueden olvidarse de cara a las ventas: sintonización en el conjunto, flexibilidad para tratar al cliente y claridad en todo momento.

6. La convicción hacia el cliente no se basa en el poder

Ya no se trata de convencer a la gente a través del poder que posees, sino de comprender a la otra persona, analizar sus problemas y buscarle todas las soluciones posibles. Hay que ver el mundo a través de sus ojos.

7. Técnicas de ventas anticuadas

Tu equipo, al no tener la formación correcta, sigue aplicando las técnicas de ventas que conoce. Una de ellas es hacer presión excesiva sobre el cliente, algo totalmente negativo para éste y que hace que te alejes de tu objetivo.

8. Un equipo sensible a las peticiones del cliente

La empatía es totalmente necesaria, como ya decíamos antes, pero una sensibilidad excesiva no ayuda nada, ya que esto podría hundir tus intereses como negocio.

9. No saben buscar soluciones de venta

Tu equipo no está capacitado para encontrar las soluciones adecuadas que satisfagan tanto al cliente como a la empresa. Esto hace que acaben mirando más por el beneficio de la empresa y se olviden de lo que le interesa al cliente.

10. No tienen capacidad para relacionar a las personas

A la hora de gestionar la relación con el cliente y la posible venta, es necesario tener la capacidad de trazar un mapa mental de dicha relación. Así, tienen claro cuál es el principal objetivo de compra del cliente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *