,

3 errores que debes evitar en la atención al cliente de tu restaurante

errores que se deben evitar en la atención al cliente de un restaurante

En nuestro anterior post, hablábamos sobre las 5 frases que no debían decir nunca tus camareros, pero hay que señalar que hay otras aptitudes que pueden molestar incluso más a tus clientes, como preguntar cada 2 minutos si han acabado, con la intención de dejar la mesa libre lo más rápido posible. Prestamos mayor atención a las formas de saludar o despedir a los clientes, pero ¿qué ocurre con las demás dinámicas del servicio? ¿Cómo se siente el cliente con el trato de nuestro camarero? Quizá puede sentirse agobiado por las visitas frecuentes a la mesa, o porque no come con total tranquilidad, etc. Por este tipo de comportamientos, vamos a hablar sobre los 3 errores graves que debe evitar tu personal de sala en la atención al cliente de tu restaurante: 

Retirar los platos o bebidas sin preguntar si han terminado

Nos ha pasado a todos alguna vez. Dejas un poco de comida para darte un respiro, para conversar con la persona con la que vas o simplemente para ir al baño, y cuando te das cuenta, ya te han quitado el planto sin preguntar anteriormente si habías terminado. Con la bebida ocurre lo mismo más habitualmente. Además, notas que sucede más a menudo cuando el camarero está casi al final de su turno. Esto supone una falta grave de respeto al cliente y consigue que éste se vaya a casa con una mala imagen del personal y del restaurante en general, pues siente que lo estás echando. Si deseas rellenar la bebida del cliente, realízalo en la misma mesa, sin tener que retirarlas y traerlas de nuevo, ya que interrumpes la comida del cliente.

Tocar el interior y la parte superior de las copas y vasos al traerlas a la mesa

Aunque tu personal tenga las manos más limpia del mundo y se las haya lavado ocho veces durante el horario laboral, a ninguna persona le agrada que introduzcan los dedos o los posen en el filo del vaso del que va a beber posteriormente. El camarero solo debe tocar la mitad inferior del vaso y colocarlo por la base. Pero no todos los camareros son conscientes de que esto pueda sentar mal, por lo que es uno de los errores graves más vistos en los restaurantes a día de hoy, a pesar de ser muy fácil de evitar.

Mantener una actitud demasiado familiar con el cliente

A todos los clientes nos gusta ver que el camarero nos recuerda, que sabe lo que solemos pedir y nos “conoce” en cierta medida; sin embargo, una cosa es tratar con familiaridad al cliente y otro hablar con él como si fuera un colega más. Está muy bien ser amable, siempre y cuando exista unos límites que no deben pasarse: los que delimitan que el cliente es el cliente y el camarero, el camarero. Al personal no se le puede olvidar que está en un trabajo y de él depende en parte como va a funcionar el negocio, por lo que lo que menos debe hacer es una amistad con los clientes. Jamás debe sentarse con él en la mesa o hacerlo sentir incómodo con bromas o contradicciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *