Marketing gastronómico, adiós a “las 4P”

marketing gastronómico

Son de sobra conocidas,  incluso entre los más novatos en este mundo, las denominadas “4P” del marketing. Este concepto engloba a cuatro principios y bases del marketing tradicional que, ahora pondremos en cuestión.

Se acepta que, las cuatro variables a las que tiene que atender una adecuada estrategia de mercado son:

  • Producto
  • Precio
  • Lugar
  • Promoción

Sin embargo, aunque esto pudiera valer anteriormente, ya no es así. Resulta que la compañía de teléfonos conocida como Apple…

  • No tiene el mejor producto tangible
  • No tiene el mejor precio para sus públicos
  • Se vende en todo el mundo y en distintos canales
  • Y rara vez hace promociones

¿Qué es importante ahora en el marketing gastronómico?

Crear una experiencia única y diferencial, o especialización. Piensa en grandes cadenas de restauración…

La mayoría de ellas no ofrecen los mismos productos que la competencia, o lo hacen de una forma diferente. Una de las cosas que funciona muy bien es ser especialista en algo.

En hamburguesas, en tacos, en carnes al grill…  Las personas relacionamos la concentración de la oferta con especialización, y ésta con calidad o experto en algo.

Lógicamente estarás rechazando a los que no se sienten atraídos por el producto en el que te centras. Sin embargo, siempre hay un nicho de mercado lo suficientemente amplio para generar una demanda sostenida y rentable.

En cuanto a las experiencias de negocio, no te limites a vender un producto únicamente, juega con el entorno, con el factor sorpresa y haz para tus clientes de tu servicio algo único.

Atendiendo al precio, esto no lo debe delimitar tu producto, sino tu modelo de negocio, es decir, ¿buscas rotación y pequeños márgenes o poca rotación a cambio de un margen superior? Es ahí, la clava para configurar el precio. El precio es una consecuencia y no una circunstancia.

Ahora bien, ¿debemos hacer promociones? Sí, las promociones son buenas, siempre y cuando cumplan las siguientes características:

  • Deben ser temporales.
  • Deben estar delimitadas en el tiempo.
  • Deben ser justificadas.
  • Deben ser a cambio de algo.

Finalmente, hablemos del lugar o canal de distribución. ¿Debes incluir servicios a domicilio? ¿Es mejor usar los medios digitales para atraer a tu establecimiento público?

De nuevo, la respuesta reside en tu modelo de negocio. Internet rompe barreras geográficas, y cada vez más pasamos gran parte de nuestro tiempo de ocio en casa. Por tanto, si tu producto lo permite, es conveniente barajar el reparto a domicilio.

Recuerda que, al fin y al cabo, Burguer King es una hamburguesería más, Starbucks una cafetería  o Martín Berasategui, un chef Michelin que apuesta por la diferenciación.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *