La organización de la cocina en tu restaurante

Cocina de restaurante

Si quieres que tus clientes estén satisfechos con tus servicios, la organización de tu cocina tiene que ser intachable. Después de todo, en un restaurante, el sabor y presentación de los platos es lo esencial. A continuación, te mostramos la forma más clásica y eficaz de ordenar la cocina de un comercio.

Desde que llegan los alimentos hasta que se sirven en la mesa, nada debe quedar a la aventura. El orden dentro de las cocinas supone muchos beneficios, desde el ahorro energético hasta meterte en el bolsillo a cada uno de los comensales que entren.

Claves para organizar tu cocina

Hay algunos puntos que no debes olvidar:

  1. El factor humano: tus empleados deben saber cuáles son sus responsabilidades desde que entran hasta que terminan de trabajar. La gente trabaja mejor cuando sabe exactamente qué hacer y dónde ir. No olvides que la armonía en la cocina hará que los platos sean aún más deliciosos.
  2. Etiqueta todo: los ingredientes para los platos deben encontrase de forma fácil y sencilla, así que tendrás que ordenarlos en grupos, por tipologías y categorías. Por otro lado, si hay orden en el espacio de trabajo, te encontrarás cientos de frascos etiquetados por todos lados, así que será mejor que etiquetes también neveras, armarios, cajones y demás.
  3. Utensilios organizados: ten cuidado hasta con lo más mínimo. Todo tiene que estar a mano y en su sitio.
  4. El ahorro de energía: habrá aparatos que estarán siempre encendidos, ordénalos de forma que la zona caliente y la zona fría estén separadas. 
  5. Reparte la cocina en zonas: así todo será más rápido. Por ejemplo: zona de lavado, zona de montaje, etc. 

Zonas de la cocina paso por paso  

  • Zona de calor: aquí cocinarán todo tipo de comida, con distintos pasos, por lo que debe estar todo dispuesto para ello. El horno, la freidora, los fogones… Todo debe estar junto.
  • Zona de frío: aquí se elaborarán los platos fríos. Aunque parezca más sencillo, hay que dedicarle el mismo cuidado, todos los utensilios tienen que estar a mano.
  • Zona dulce: los postres son el toque final que no puede fallar. Las neveras y similares deben estar cerca al igual que las cucharas, batidoras, bandejas, etc.
  • Zona de montaje: aquí se emplatarán los platos. Es la última parada antes de que la comida llegue a nuestro cliente, por lo que debe ser impecable: armarios con botes de salsas, fuentes, bandejas… Es aconsejable una mesa caliente.
  • Zona de lavado: sería perfecto que esté lejos tanto de la zona caliente como de la fría. Todos los artículos y aparatos de limpieza deben estar aquí.
  • Zona de almacenamiento de comida: como ya hemos dicho anteriormente, es aconsejable etiquetar todos y cada uno de los compartimentos y envases. Debe haber muebles y estanterías, todo a la vista y fácil de encontrar.

Funcionamiento óptimo de una cocina en un restaurante de lujo

Una cocina perfectamente funcional es capaz de preparar desde los platos más complejos a los más sencillos. En estos casos, los cocineros suelen estar comandados por un chef experimentado en todo tipo de gastronomía y cualificado para mantener la calma pase lo que pase.

El proceso de organización debería ser:

  1. Comprar las mercancías: pidiendo online, los productos llegarán a tu restaurante con más facilidad y rapidez. Lo malo es que no podrás comprobar su calidad hasta que ya estén en tus manos, por lo que es importante que el chef tenga contactos para recomendar distribuidores de confianza.
  2. Organizar la compra: cuando llegan, los alimentos van directos a las neveras o a las despensas. Usa frascos y recuerda adquirir algunos alimentos ya pre-cocidos para estar preparados.
  3. Repartir el personal para cada zona: los cocineros estarán repartidos, uno en la zona de calor, otro en la fría, otro en la zona de montaje y otro que ayudará en lo que sea necesario en cada una de ellas.
  4. Revisar y tirar: es extremadamente importante. Un alimento en mal estado podría echar todo tu trabajo a perder. Todo lo que esté fuera de su fecha de consumición deber ser desechado para que no haya errores.
  5. Empieza el trabajo, llegan las comandas: si lo haces de forma electrónica, todo será mucho más sencillo y quedará registrado. Sino, el orden debe ser perfecto.

Conclusiones

El orden en tu espacio de trabajo es esencial. Hay veces en las que se hace necesario un chef en las cocinas a medida que hay más comensales. Además, todo el mundo debe saber en todo momento cuál es su lugar.

Desde que la comida sale de tus proveedores hasta que llega a tus despensas, los alimentos deben conservarse frescos. Todo esto ayudará a que tu restaurante funcione perfectamente y sea limpio, seguro y rápido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *