¿Tienes un plan de contratación?

plan de contratación

Hoy vamos a hablar de las nuevas contrataciones que haces en tu negocio, y cómo debes afrontar los cambios de personal de forma solvente y rápida para tu restaurante.

Cuando hablamos de personal, no solemos hacer las cosas adecuadamente. Esto se debe a que solo buscamos personal cuando realmente nos hace falta, en lugar de tener previsión. Así, contratamos a personas que quizá no cumplen los requisitos necesarios, pero lo hacemos a la ligera. Para evitar esto, se debe hacer un plan de contratación que nos permita saber qué oferta de mano de obra hay, qué necesitamos y cómo hacer que ambas cuestiones confluyan. Además, conseguirás redactar tus ofertas de trabajo de forma clara y concisa.

Cuestiones previas para diseñar un plan de contratación

  • Qué necesidades tiene tu restaurante: tanto si hablamos de contratación por falta de personal, como por sustitución de otro camarero, lo primero que se debe conocer es qué tipo de profesionales necesita tu restaurante, por áreas de trabajo. Para ello, debes definir las funciones de cada área.
  • Qué capacidades tiene tu equipo: si tienes fichas de empleados, es hora de ir a buscarlas. Ahí debe aparecer sus capacidades, sus puntos fuertes y débiles, para poder ajustar su potencial. Si aún no las tienes, es necesario que las rellenes lo antes posible.
  • Qué capacidades/características echas en falta: una vez sepas con total seguridad qué puede ofrecerte tu equipo, podrás compararlo con las necesidades que se muestran en tu restaurante para saber qué tienes que potenciar.
  • Qué tipo de profesional necesitas: Con todo lo anterior, tienes que elaborar un perfil para cada puesto de trabajo que necesite refuerzo. Los que ya tienes cubierto no necesitas escribirlos de nuevo, pero sí serán necesarias para encontrar el perfil parecido al que se marcha.
  • Qué formación debe tener: junto con las capacidades y habilidades, es importante que determines qué formación debe tener tu nuevo empleado. Desde conocimientos en áreas como vinos y maridajes, hasta idiomas.
  • Qué personalidad encaja mejor con tu restaurante: esto no solo atañe a la clientela, sino también al equipo y a ti mismo. Busca perfiles afines que fomenten el entendimiento mutuo con y para todos.
  • Qué funciones deberá cumplir: siempre has de ser honesto en una oferta de trabajo. Define bien las funciones que tendrá que cumplir el trabajador que venga a tu casa. Define todas y respétalas para llegar a un acuerdo. Es la mejor forma de que el organigrama funcione.
  • Qué sueldo estás dispuesto a ofrecer: también tiene que aparecer en tu plan de contratación la horquilla de salarios para los distintos puestos. Esto facilitará las cosas a la hora de redactar ofertas en el futuro.

A la hora de reformar el equipo, busca siempre a profesionales que complemente a los que ya tienes, y trabaja para rellenar los huecos que te faltan. No escojas a cualquiera simplemente por trabajar por horas. Todos son la imagen de tu restaurante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *