¿Has pensado en introducir comida a domicilio en tu negocio?

Repartidor de pizza

El mundo siempre está moviéndose, y lo que ayer pudo parecer una locura, hoy es una idea brillante, y viceversa. Un buen ejemplo es la enorme demanda actual de comida a domicilio. Ésta se ha visto reforzada por el desarrollo online de las aplicaciones y el deseo de los comensales de disfrutar la mejor comida en el lugar más cómodo: su hogar.

Esta nueva tendencia supone un reto muy importante para algunos dueños de restaurantes. Sobre todo, para aquellos que se dirigen a un sector más “exclusivo” de la hostelería, pero siempre hay que adaptarse. ¿Has pensado en introducir comida a domicilio en tu negocio?

¿Se pierde el encanto?

Los que más se quejan de pedir a domicilio son los propios cocineros, ya que supone una forma de no valorar su arte. Es cierto que hay elaboraciones que deben consumirse al momento para que no pierdan calidad. Comer en el local asegura la temperatura, la consistencia y el sabor ideal.

Otro elemento que se ve atrofiado al transportar la comida a domicilio, es la presentación del plato. Los chefs se esmeran en crear una presentación que llame la atención del comensal, y esto se pierde al entregarla en casa.

El mercado es el que manda

Aunque en España podemos calcular que solo un 8% al año pide comida a domicilio, en Estados Unidos algunos restaurantes facturan más del 50% en pedidos para casa.

Hay que considerar no sólo contratar a varios repartidores con vehículo propio, sino también crear una aplicación que se encargue de gestionar este departamento de tu restaurante.

¿El menú está listo para repartirse a domicilio?

Se debe tener en cuenta siempre que hay platos que no pueden transportarse más allá de la mesa del restaurante, porque nunca se crearon con esa idea. Así que las soluciones para poderlos repartir a domicilio son:

  1. Adaptar ingredientes y recetas para que puedan transportarse sin problema.
  2. Crear un menú completamente nuevo y adaptado ya al transporte.

¿Se dispone del espacio físico para gestionar este nuevo departamento?

No sólo se necesita un repartidor con una moto y un envase de plástico para poder proporcionar la comida a domicilio. También se necesita un espacio donde gestionar todas las solicitudes de manera que no se pierda ninguna.

¿Quién repartirá la comida?

Hay dos opciones a tener en cuenta para responder a esta pregunta. La primera es crear otro departamento dentro del restaurante, donde administrar los pedidos y entregas. En esta opción, se debe saber que las finanzas reducirán, ya que hay que pagar a repartidores, envasadores y encargados de los pedidos.

La segunda opción es contratar a una empresa externa que se encargue de los repartos a domicilio. Esta es la más popular y más usada en la actualidad.

Comida a domicilio: mucho más que comodidad

Las personas que se sientan en su casa para pedir su comida a través del móvil solo quieren una cosa: rapidez. Todos esperan que haya un periodo de tiempo menor a 30 minutos para que la comida llegue a su casa.

¿Ventajas?

Todo tiene matices, pero sumarse a este mundo tiene más ventajas que inconvenientes. Una de ellas es estar presente en el mundo virtual y ampliar el abanico de clientes que anteriormente no conocían su negocio. La atención a domicilio puede estar limitada a un barrio o a toda una ciudad.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *