¿Qué queremos decir cuando decimos Innovación?

innovación en tu restaurante

Innovación siempre es la palabra. Da igual cual sea el sector, pero en el de restauración se acentúa todavía más. Y es que dicha innovación nos ayuda a avanzar, a mejorar para ofrecerle al cliente lo que necesita o lo que necesitará en un futuro no muy lejano.

Sin embargo, siempre cabe la duda de: ¿Qué es innovación en un restaurante? ¿Cambiar la carta? ¿Introducir herramientas de marketing? A continuación te explicamos qué queremos decir cuando decimos innovación.

Definición

La RAE define innovación como la creación o modificación de un producto y su introducción al mercado. Pero nosotros vamos a aclarar este concepto. Es generar valor a partir de nuevas soluciones para resolver conflictos u oportunidades. En un restaurante, es darle más valor para tu cliente. Debe ir enfocado a mejorar aquello que el comensal considera de valor cuando te compra.

Por qué es importante

Necesitas por fuerza seguir atrayendo a tus clientes de toda la vida y a otros que nunca han visitado tu restaurante, así como mantener la importancia de tu restaurante. Y eso se consigue innovando con una buena estrategia que te ayudará a:

  • Diferenciarte de tu competencia
  • Ser un referente en el sector, tanto para tus clientes como para tu competencia
  • Mantener a raya el fracaso

El 60% de los restaurantes no duran más de tres años en auge. Por eso, la innovación correctamente ejecutada te ayudará a luchar contra este índice de fracaso. Eso sí, se prudente. La innovación va más allá de una mala solución, y se necesita mucho trabajo para llevarla a cabo.

Qué no es innovación para restaurantes

Hay que aprender a saber qué es y qué no es innovación para que no cometamos errores en nuestro restaurante. Aquí dejamos unas nociones.

  • Cambiar cualquier cosa tu restaurante sin estudiarlo antes ni justificarlo NO es innovación.
  • Adoptar soluciones de la competencia sin adaptarla correctamente a tu negocio NO es innovación.
  • Bombardear con campañas de Marketing y promociones en tus redes sociales al cliente sin conocer la demanda NO es innovación.
  • Convertir tu restaurante en pura tecnología sin estudios previos ni formación NO es innovación.
  • Las decisiones de cambiar de forma impulsiva NO es innovación.
  • Seguir modas para tratar de salvar los muebles sin conocer la adecuación a tu restaurante NO es innovación.

La conclusión es bastante clara: si no aportas valor a tus clientes, NO es innovación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *