,

6 pasos para mejorar el rendimiento del personal del restaurante

Pasos para mejorar el rendimiento del personal del restaurante

El rendimiento es la proporción entre los fines que empleamos para conseguir algo y los resultados que obtenemos. El principal objetivo de cualquier negocio es obtener el máximo rendimiento posible, es decir, los mejores resultados usando los mínimos recursos. En cuanto al rendimiento de tu personal, es mejor verlo como una serie de recursos y habilidades que deben tener en cuenta a la hora de cumplir objetivos, siguiendo un organigrama de trabajo bien estructurado que les facilite el mejor funcionamiento. A continuación, establecemos 6 pasos para mejorar el rendimiento del personal del restaurante: 

1. Revisa los roles de liderazgo

Es importante no sólo tener controlado al personal, sino también a los cargos superiores de éstos, ya que algunos problemas de rendimiento vienen derivados por una falta de liderazgo o por realizarlo de forma inadecuada. Siéntate con los líderes (o contigo mismo si lo eres) y analiza bien como debes liderar según sea tu negocio. Así, fomentas la cooperación, el trabajo en equipo y el buen rendimiento.

2. Mejora la comunicación

La comunicación es totalmente esencial a la hora de trabajar en equipo, ya que gracias a ella se intercambian ideas y se habla sobre cualquier tema sin ningún tipo de problema. Esto no quiere decir que siempre tengan que estar de acuerdo todos los miembros del equipo, muchas veces sus opiniones no coinciden, pero con una buena comunicación llegan a un acuerdo. En cuanto a la comunicación en un restaurante, debes ser conciso y claro al explicar tus ideas, además de escuchar lo que los demás tienen que decir y fomentar el buen clima laboral y la colaboración de otros miembros del equipo.

3. Define reglas para el equipo

A pesar de que “establecer reglas” suene un poco mal, es necesario contar con una serie de reglas básicas y primordiales en el ámbito de la convivencia y el funcionamiento del negocio. Dichas reglas son capaces de mantener al equipo en sintonía, sin tener por qué ser estáticas: se pueden cambiar en cualquier momento, siempre y cuando sea necesario.

4. Establece un sistema de sanciones y reconocimientos

No basta simplemente con establecer unos objetivos y normas para mejorar el rendimiento, también se debe definir un sistema de sanciones, para aquellos que no cumplan o molesten de forma voluntaria, y de reconocimientos, para los que si cumplan o superen los objetivos. Cuando vemos que un empleado está haciendo todo lo posible por conseguir todos los objetivos y cumpliendo todas las reglas, se le debe reconocer, ya que un empleado reconocido es un empleado satisfecho. El reconocimiento es la clave para un equipo feliz y fuerte.

5. Céntrate en las fortalezas del equipo

Hablar principalmente sobre las debilidades de tu equipo solo va a conseguir reducir su productividad. Sin embargo, los trabajadores que usan sus fortalezas día a día tienen mayor probabilidad de participar en sus trabajos. Uno de los principal objetivos del líder es reunir a un equipo de personas que tenga habilidades complementarias para desarrollar en el trabajo. Si ellos mismos desconocen de sus fortalezas, enséñaselas.

6. Respeta los tiempos de descanso

Si piensas que tu personal de restaurante debe estar disponible para ti las 24 horas del día, ve olvidándote de esa idea. Todos los empleados necesitan sus respectivos descansos para poder estar activos y mejorar su productividad. Intenta no molestarlos en sus días libres y recuerda que estos descansos, si es en conjunto, ayudan también a revaluar los objetivos. Prueba a reunirlos a todos en un entorno más informal, verás como fluye la comunicación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *