Consejos básicos para la supervivencia de la empresa familiar

familia

Aunque cada familia “es un mundo” estos consejos os podrán ayudar como familias empresarias a continuar en el tiempo:

1) Definir un proyecto de empresa que una a toda la familia

Es crucial definir qué tipo de empresa familiar quiero para que aglutine a toda la familia, uniendo todas las habilidades y conocimientos de cada miembro de la familia.

2) Identificar los valores que han llevado al éxito a la empresa para incorporarlos al “código genético” de la empresa familiar

La familia tiene que enumerar cuáles son los valores que como familia y empresa les han llevado al éxito como tales y darlos a conocer a la siguiente generación.

3) Decir las cosas con franqueza y espíritu constructivo, generando condiciones para crear un clima de respeto y confianza mutua

Es muy habitual en el mundo latino ir callándose y no decir las cosas en su momento y esto hace que cuando se “hable” se explote.

Es necesario decir las cosas en las que no estamos de acuerdo de manera constructiva.

4) Cuidar la armonía familiar y las relaciones personales

Acordarnos que “el roce hace el cariño”. Hay que aprovechar cuantas ocasiones podamos para hacer “piña” toda la familia.

5) Profesionalizar la empresa y cubrir los puestos de la empresa de forma racional

Buscar siempre los mejores y sobre todo, que aporten valor a la empresa, sean o no de la familia. Recuerden que en la empresa debe regir la meritocracia.

6) Definir los roles de cada miembro de la familia en la empresa familiar   

Muy importante. Cada miembro de la familia debe conocer cuál es su puesto en la empresa y en la familia y son muy diferentes los roles de fundador, sucesor, cónyuge, propietario, gerente o mero trabajador en la empresa.

7) Educar a los hijos tanto como personas como profesionalmente

Cobra más importancia que nunca el educar a los hijos en valores e inculcarles los valores de la familia y empresa y permitir, si así lo desean, que se desarrollen profesionalmente en el negocio familiar.

8) Definir las prioridades ya que la prioridad familiar en ocasiones no es la misma que la prioridad empresarial

Aparte de ello hay que buscar equilibrio entre el tiempo que dedicamos a la empresa y el que dedicamos a la familia.

9) La empresa familiar es un reto a largo plazo tanto para la familia como la empresa

Rasgo básico en las empresas familiares, pero para ello hay que hacer de la empresa familiar algo atractivo para las siguientes generaciones

10) Trabajar en la elaboración del Protocolo Familiar

No me cansaré nunca de insistir en la importancia que para la familia empresaria supone trabajar en la elaboración de “su” protocolo familiar“ y mantenerlo siempre “vivo”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *