Las “Fortaleza” o ventajas de las empresas familiares

fortaleza empresa familiar

Si en un artículo anterior me referí a las desventajas o debilidades de las empresas familiares, ahora expondré las fortalezas que tienen estas empresas y que contribuyen a su continuación en el tiempo. A mi juicio serían las siguientes:

1) Orientación a largo plazo. Frente a las empresas no familiares donde priman los resultados a cortísimo plazo (véase los bancos, por ejemplo), en las empresas familiares se está pensando en la siguiente generación a 25 o 30 años vista y eso les ayuda en su estrategia.

2) La unidad, el compromiso, dedicación y orgullo familiar. La unidad y orgullo de la familia permiten continuar en el tiempo a las empresas familiares. Ese pasar del “yo” al “nosotros” y “remar” todos en la misma dirección es una ventaja indudable de las empresas familiares.

3) Lealtad, confianza y comunicación. Cuando los empresarios me preguntan que cuál es a mi juicio el principal problema de las empresas familiares siempre les indico el mismo: LA FALTA DE COMUNICACIÓN. Cuando existe y se hace con empatía, es un pilar muy importante para su continuación.

4) Flexibilidad y rapidez en la toma de decisiones. Otra gran ventaja de las empresas familiares sobre todo cuando estamos en primera o segunda generación (padre y/o hijos). La rapidez con la que se suelen abordar los temas de interés estratégico de las empresas familiares hacen que tengan ventaja competitiva en el mercado.

5) Esmerada atención al cliente, preocupación por la calidad y el mantenimiento del empleo. Este valor, que sería fundamental en cualquier clase de empresa, lo es más en las empresas familiares. Normalmente la empresa lleva el nombre del fundador y a nadie de la familia le gusta que le “señalen” por la calle respecto a que sus productos no son buenos o sus prácticas empresariales no son adecuadas.

6) Creencias, valores y visión compartidos. Ventaja fundamental de las empresas familiares. Cuando existe la comunicación a la que antes nos hemos referido entre los miembros de la familia y los valores y visión familiares “impregnan” la empresa, les ayuda a su continuación en el tiempo.

7) Menos endeudamiento y “pasión” por ser empresarios. Al no repartir beneficios, las empresas familiares cuentan con una “caja propia” que les permite afrontar inversiones sin financiación ajena. Además si los padres “trabajan” bien con los hijos en enseñarles a “amar” su empresa, esto hace que nazca en ellos el interés por ser empresarios

¿Qué herramienta nos puede ayudar a potencias sus fortalezas y no caer en las debilidades de las empresas familiares? El PROTOCOLO FAMILIAR. De él trataremos en sucesivos artículos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *