,

Las estaciones del año a favor de tu restaurante

estacionalidad de tu restaurante

La estacionalidad es uno de los problemas más continuos de los hostelero, ya que afecta a todos los negocios del sector, especialmente en los destinos de playa. Aunque es necesario tener un concepto único y bien desarrollado, correspondiente a visión, misión y valores del negocio, también se debe prestar atención a la estacionalidad. Ésta nos da pista incluso sobre el concepto más correcto para nuestro negocio y cómo sacarle provecho todo el año.

Hoy vamos a ver cómo aprovechar la estacionalidad en tu restaurante y cómo sacarle el máximo rendimiento. Las estaciones del año a favor de tu restaurante.

Tres cosas que debes saber sobre la estacionalidad

1. No puedes cambiar la estacionalidad, pero sí cómo afrontarla

Da igual las veces que cambies la carta, la estacionalidad no se puede cambiar nunca, porque no es una cosa perteneciente a tu negocio. Pero sí puedes cambiar la forma de gestionarla. Lo primero es conocer cómo afectan los cambios de temporada a tus clientes y cómo afecta a tu negocio. Una vez conocido , crea una estrategia que comprenda tanto el personal como la carta.

2. Estudia las tendencias para pronosticar resultados

Tienes que conocer en todo momento las tendencias para poder pronosticar las ventas que tendrás en cada periodo del año. Además, conocer tus números no solo te servirá para afrontar la estacionalidad, sino también para llevar mejor otros aspectos de funcionamiento de tu restaurante. La tendencia es tu amiga, no le des de lado.

3. Conoce el entorno en el que está tu negocio

Investiga sobre el entorno que rodea a tus restaurante. Descubre en qué época hay más y menos actividad. Conociendo este tipo de dinámicas y tendencias podrás predecir mejor cuando será la época más alta para tu negocio. Sácale el máximo partido a la ubicación de tu negocio cuando sea conveniente.

Cuatro trucos para aprovechar la estacionalidad en tu negocio

1. Revisa las necesidades del personal y aprende a planificar

Cuando hay menos actividad en una temporada, es clave reducir al personal. Pero para que funcione, tienes que tener una estrategia muy bien elaborada que no genere problemas en tu plantilla. Haz un planning fiable con los datos de otros años y da preferencia al personal que lleva más tiempo.

2. Reduce el gasto en materia prima gestionando mejor el almacén

Si ves que en esa estación va a ver menos clientes, no tienes que comprar tanto material, ya que se estropeará todo el género que no vendas y será una pérdida de dinero. Gestiona los pedidos de la mejor forma posible adaptándolo a la época del año.

3. Adapta la carta a la nueva temporada

No hay que reducir la calidad de los alimentos, pero si optar por recetas con productos más económicos y resistentes. Aprovecha esos momentos para reformar la carta y probar nuevas opciones, siempre pensando en la rentabilidad.

4. Adapta el horario de apertura a la estacionalidad

Observa los hábitos de tus clientes en cada época del año y adapta tus horarios de apertura y cierre a sus necesidades. Los hábitos de consumo cambian según la estación. Una buena forma de aprovechar los momentos del día más flacos es estar disponible cuando el cliente te requiere.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *