¿TIENE TU CARTA LAS CLAVES PARA QUE TU NEGOCIO TRIUNFE?

CARTA RESTAURANTE

Los tiempos cambian y el mundo gastronómico no se queda atrás. En un entorno cada vez más competitivo y exigente,  cada detalle cuenta y aunque tengas la mejor comida de toda la zona, si el cliente no lo percibe en tu carta puede que tu negocio se resienta. Ya no vale ofrecer la típica carta plastificada en mal estado, con multitud de fotos realizadas con tu teléfono móvil y con una gran cantidad de texto dónde el comensal se encontrará un sin fin de platos y que más que hambre, le de dolor de cabeza. Si quieres saber cómo diseñar tu carta  y que tenencias se están dando, sigue leyendo:

1-Cuida la presentación.

Intenta que tu carta llame la atención del cliente a la vez que refleje la personalidad de tu negocio y de tu comida.  Aquí entra en juego los colores, la tipografía (muy importante), las texturas. Si no controlas mucho estos aspectos, te recomendamos que dejes esta tarea en profesionales del diseño gráfico o en agencias especializadas. ¡Te aseguramos que un buen diseño en tu carta es una inversión más que necesaria!

2-Evita tener una gran cantidad de platos.

Estudia tus platos, mantén los más rentables y elimina los que nadie pida. Lo ideal es una carta con unos 15-20 paltos y una carta de vinos que recoja aproximadamente una treintena. A veces, menos es más.

3-Ordena los platos en el orden lógico en el que suelen pedir.

Te aconsejamos que en primer lugar se posicionen los platos a compartir y los entrantes, seguido de los  platos principales y al final los postres, sin olvidarnos de añadir las bebidas. Una nueva tendencia es entregar una carta con los platos y otra con las bebidas.

4-Cuida las traducciones.

Es muy importante que te asegures que las traducciones son fiables. Es recomendable que se encargue esta labor a personas u organizaciones especializadas. En el caso de que hayan platos que no tengan traducción, no busques traducirlo a otro idioma, es mejor que lo describas.

5- No te olvides de introducir los alérgenos.

Por ley hay que incluirlos. Una buena forma de hacerlo es diseñando un método de símbolos para ahorrar espacio.

Una vez aclarado los aspectos esenciales en lo referente al diseño, veamos que se cuece en las tendencias:

  • Detalla el origen de tus platos: Los clientes cada vez están más informados y son más exigentes. Es por ello que si añades el origen de tus ingredientes tendrás un punto a favor. Además puede ser interesante si tienes algunos productos que te diferencien (verduras y frutas de las huertas de la zona, carnes ecológicas…).
  • Añade platos naturales con ingredientes saludables: La sociedad cada vez está más concienciada con el medio ambiente, la sostenibilidad y la ecología. Es un público que no se puede descuidar y por ello deberías tener en tu carta platos con verduras, hortalizas (si son presentadas crudas mejor) y productos ecológicos.
  • Texturas: Este 2018 los clientes buscan en sus platos ser sorprendidos con diferentes texturas, a diferencia de años anteriores que se premiaban más las comidas coloridas.
  • Introducir menús degustación en tu menú: Cada vez más, los comensales buscan probar cosas nuevas, pero pueden frenarse por no conocer tu comida o no saber que se pueden encontrar. Un menú degustación puede ser la solución para que conozcan tus mejores sabores y combinaciones.
  • Insectos: No nos hemos vuelto locos. Los insectos han llegado a la gastronomía con fuerza debido a su alto contenido en proteínas. Puedes experimentar con algún plato y ver que aceptación tiene.

Ya tienes las claves para crear una carta que atrape a tus clientes. ¡Es hora de ponerlas en prácticas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *